sábado, 4 de agosto de 2012

<a href="http://www.recursosdeautoayuda.com/"><img src="http://4.bp.blogspot.com/-Td7uvGODggE/UBIrBKxnnCI/AAAAAAAALnI/ebffYhCEGhk/s00/2.jpg" alt="Imágenes para reflexionar."/></a>

jueves, 31 de mayo de 2012

y hoy aun estas


Parece que fue ayer
y hoy aun estas
que bien
sin ti sola se haya la oscuridad

Francisco Gago Nieto

domingo, 26 de febrero de 2012

LUNARES


LUNARES

Una puerta hacia dentro
a un paso nada más,
un salto de sustento,
sin aíre que respirar.

Que marea seas
y me traigas al viento,
aun......... faltando olas por llegar
por ser, que seas
agua en mi desierto
y por defecto,
me bañes con tu sal...............
sal de mi manantial.


autor    Francisco Gago Nieto

miércoles, 22 de febrero de 2012

TU


TU

Ayer soñé que estaba dormido
y se me saltaron las lagrimas
ayer soñé que tenia frió
y tu de nuevo no estabas

Hoy mi amor es mi castigo
y gracias a el me siento con calma
para decir que sin ti no vivo
y contigo...............me sobra hasta el alma.

autor  Francisco Gago Nieto

lunes, 6 de febrero de 2012

Sueños del Sur


Sueños del Sur

Una pena de por vida
es esta espina que llevo clavada,
en el corazón la llevo metida,
ay, si yo te contara.

Hace tiempo por estas tierras
la sangre lleno de lágrimas nuestros destinos
sembrando de miedo y tristezas
a tantos y cuantos campesinos.

Callaron sus voces secas
secaron sus sueños vivos,
unos sueños de grandeza,
hacia una libertad
que mataron sin motivos.

No lloréis al recordar estas memorias
alegraos de lo que ha nacido,
de estas tierras otras vidas,
y de esas vidas
 otros campesinos
que se levantan al grito de esperanza,
como la raíz de un viejo olivo.
Andalucía sigue siendo nuestra tierra
y eso es gracias a nuestros hermanos,
que se perdieron en una guerra,
tiñendo de luto nuestro pasado.

Sangre en la bandera por tierra,
     que caro que lo hemos pagado. 

lunes, 30 de enero de 2012

Mas pequeño


Mas pequeño

Yo te cuidaría
si tú me dejaras,
pero solo te tengo en sueños.

Quisiera decírtelo
para que lo escucharas,
pero al verte,
me vuelvo más pequeño.

Como poder apagar
este fuego que me mata,
si tan solo con verte me consumo,
tu vida de mi vida se escapa,
como el aire hecho humo. 

sábado, 28 de enero de 2012


Cuando pensabas que no te veía, te vi pegar mi primer dibujo al
refrigerador, e inmediatamente quise pintar otro.


Cuando pensabas que no te veía, te vi arreglar y disponer de todo en nuestra casa para que fuese agradable vivir, pendiente de detalles, y entendí que las pequeñas cosas son las cosas especiales de la vida.


Cuando pensabas que no te veía, te escuché pedirle a Dios y supe que existía un Dios al que le podría yo hablar y en quien confiar.


Cuando pensabas que no te veía, te vi preocuparte por tus amigos sanos y enfermos y aprendí que todos debemos ayudarnos y cuidarnos unos a otros.


Cuando pensabas que no te veía, te vi dar tu tiempo y dinero para ayudar a personas que no tienen nada y aprendí que aquellos que tienen algo deben compartirlo con quienes no tienen.


 Cuando pensabas que no te veía, te sentí darme un beso por la noche y me sentí amado y seguro.


Cuando pensabas que no te veía, te vi atender la casa y a todos los que vivimos en ella y aprendí a cuidar lo que se nos da.


Cuando pensabas que no te veía, vi como cumplías con tus responsabilidades aún cuando no te sentías bien, y aprendí que debo ser responsable cuando crezca.


Cuando pensabas que no te veía, vi lágrimas salir de tus ojos y aprendí que algunas veces las cosas duelen, y que está bien llorar.


Cuando pensabas que no te veía, vi que te importaba y quise ser todo lo que puedo llegar a ser.


Cuando pensabas que no te veía, aprendí casi todas las lecciones de la vida que necesito saber para ser una persona buena y productiva cuando crezca.


Cuando pensabas que no te veía, te vi y quise decir: ¡Gracias por todas las cosas que vi, cuando pensabas que no te veía!


“NO TE PREOCUPES SI CREES QUE TUS HIJOS NO TE ESCUCHAN…TE OBSERVAN TODO EL DIA”.


                                                    Madre Teresa de Calcuta

Preso de mis sueños




Quisiera soñar con la vida
y poder sentir la brisa que la acompaña,
también quisiera amar
y ver como mi corazón no me engaña.

Quisiera tener
y poder dar todo lo que tengo,
quisiera llorar
y compartir lo que siento.

Y me pregunto
para que sirve la libertad,
si en verdad soy preso de mis sueños,
que ya no saben soñar,
si no se despiertan con un beso.